Lleva cerca de veinticinco años en el mundo de la educación. Está convencido de que los criterios pedagógicos deben imponerse a los economicistas. Su nombre es Pablo Hermoso y es director del IES San Felipe Neri de Martos. Vive su trabajo con pasión, porque cree que lo más importante del sistema educativo es el alumno, la persona.

 

Pregunta
¿Cuándo entró a su actual instituto?
Respuesta
Llegué al IES San Felipe Neri en septiembre de 2003, procedente del IES Sierra Sur de Valdepeñas de Jaén, en el que había ejercido mi labor docente a lo largo de trece años. Éste es mi décimo curso académico en el centro. Soy director desde el pasado julio. 
Pregunta
¿Qué recuerda de las primeras clases?
Respuesta
Recuerdo a un joven profesor destinado en el año 1988 al Instituto Sierra de Segura de Beas de Segura, llegando con las alforjas tan llenas de ilusión como de inexperiencia. Se hacía realidad el sueño acariciado desde los años de la adolescencia: ser profesor. No olvido aquellas primeras clases ante un alumnado al que, en no pocos casos, apenas si me sobrepasaba en la edad. Era el momento de entrar en contacto con el apasionante mundo de la cultura y las lenguas clásicas.
Pregunta
¿Con qué asignatura se siente más cómodo?
Respuesta
Aunque en algunas ocasiones he impartido asignaturas afines, mi especialidad está bien definida: Latín es la asignatura que imparto y, en consecuencia, la que más me apasiona y con la que me siento más cómodo. Esta comodidad no me la origina el que yo la pueda explicar más o menos bien, sino que percibo que muchos de mis alumnos se sienten atraídos por el inagotable caudal que surge de esta materia y la utilidad, aunque muchos se empeñen en negarlo, que aún tiene para cualquier estudiante que quiera una formación integral. Estamos totalmente equivocados si creemos que la utilidad de las enseñanzas se ha de medir únicamente con patrones puramente economicistas.
Pregunta
¿Qué lección ha aprendido en las aulas? 
Respuesta
La consciencia permanente de que ante ti tienes personas, seres humanos, en el más profundo sentido de la palabra. Entre otros muchos aspectos, ello implica que, a pesar del paso de los años, las clases y la actividad dentro del aula, nunca va a ser lo mismo, sino que en virtud de su propia forma de ser, cada alumno, cada alumna, tiene sus propias peculiaridades, su propia sensibilidad y en consecuencia nuestro objetivo como docentes ha de ser atender sus necesidades.
Pregunta
¿Qué error se comete todavía en las clases?
Respuesta
En el proceso educativo el factor esencial es la persona, tanto el docente como el discente. Como consecuencia de nuestra condición humana, cometemos errores a diario y son ellos mismos los que nos tienen que hacer rectificar y dotar cada día de más calidad a nuestra labor educativa.

Ello no obsta a que existan algunos planteamientos, a mi humilde entender, equivocados por gran parte de los que nos dedicamos a esta tarea. Hace unos meses un gran amigo, sabedor de que iba a iniciar mis tareas directivas, puso en mis manos, providencialmente, el libro de José Manuel Esteve titulado “La tercera revolución educativa”. Este autor indica que en los últimos años las demandas del alumnado que llena nuestras aulas de secundaria no van en la línea de una educación como mera enseñanza. Hay algo más que transmitir dentro de la diversidad. El profesorado no necesita únicamente la formación académica recibida enla Universidad. Es más, me atrevo a decir que enla Educación Secundaria se requiere una formación añadida para atender la diferente casuística a la que tenemos que hacer frente día a día.

Pregunta
¿Es fácil ser director? 
Respuesta
Como cualquier labor, la función directiva encierra su dificultad. No creo que el director o directora deba tener unas cualidades “especiales”. No me habría lanzado a esta tarea sin las personas que componen mi equipo directivo con un proyecto de dirección definido y consensuado por todos. Del mismo modo, considero imprescindible el trabajo y la colaboración de un  claustro de profesores de la calidad humana y profesional como el que trabaja actualmente en mi centro.
Pregunta
¿Qué le falta a la enseñanza pública?
Respuesta
Creo que lo más importante es la convicción plena y total por parte de la clase política de que la educación y las leyes que la sustentan no pueden estar al arbitrio del gobierno de turno. Desgraciadamente venimos comprobando que, gobierno tras gobierno, ninguno es capaz de consensuar una legislación permanente que contribuya a la  estabilidad del sistema educativo y, por consiguiente, a los buenos resultados deseados. En este sentido el profesorado es el más perjudicado, pues vive continuamente en un proceso de readaptación e incertidumbre, a la vez que no recibe el apoyo y el reconocimiento social que merece.
Pregunta
¿La igualdad de oportunidades para estudiar es una realidad en Andalucía o todavía falta trabajo?
Respuesta
Con satisfacción hay que decir que sí, aunque no se puede bajar la guardia pues, como he dicho antes, la heterogeneidad del alumnado demanda continuamente que toda la ciudadanía pueda acceder a la educación en pie de igualdad.
Pregunta
¿La tecnología debe ser una herramienta imprescindible en las clases?
Respuesta
Las tecnologías de la información y la comunicación contribuyen de manera decisiva a mejorar la calidad de la enseñanza y hemos de formar a nuestros alumnos para la sociedad del conocimiento en la que vivimos. A pesar de todo, estoy convencido de que la palabra y la relación directa entre profesor y alumno son el garante fundamental de una educación de calidad.
Pregunta
¿Qué destaca del alumnado de Martos? 
Respuesta
Los jóvenes que diariamente llenan las aulas del San Felipe Neri presentan las inquietudes y los problemas propios de las generaciones actuales. Un centro vivo como el nuestro no es ajeno al conflicto, inherente a las relaciones humanas. Intentamos gestionar esta conflictividad de forma positiva con los medios humanos y materiales de los que disponemos.
Pregunta
¿Lo mejor de ser maestro?
Respuesta

Gabriel Celaya en su poema “Educar”, da una de las definiciones más hermosas de lo que es la labor del maestro en el más puro sentido de la palabra: “Educar es lo mismo /que poner motor a una barca… / …es consolador soñar / mientras uno trabaja,/ que ese barco, ese niño / irá muy lejos por el agua. / Soñar que ese navío
llevará nuestra carga de palabras / hacia puertos distantes, / hacia islas lejanas”

La mejor recompensa que podemos recibir los profesores es el agradecimiento, después de los años, de alumnos que reconocen sinceramente nuestros esfuerzos y desvelos por ellos, consciente  de que hemos puesto nuestro granito de arena en su formación como personas.

Pregunta
¿Algo más que quiera añadir?
Respuesta
Me siento muy orgulloso de mi centro y su comunidad educativa. El clima de trabajo y el prestigio del que goza el IES San Felipe Neri no es flor de un día, sino que se debe a muchos profesionales que nos han precedido. Si he de personalizar, lo haré en el equipo directivo anterior, del que hemos recibido el testigo, y de su directora, Ángeles López Carrillo. Ellos han contribuido decisivamente a crear un estilo y un compromiso de trabajo en un claustro que ha ido asumiendo, en los últimos años, una serie de retos concretados en proyectos y planes educativos que dotan de gran calidad a las enseñanzas que ofrecemos.