Ha sabido interpretar la modernización tecnológica de las aulas. Juan de Dios Pérez, profesor del Colegio Público Sierra Sur de Santa Ana, emplea multitud de herramientas para que sus alumnos aprendan. Asegura que cada día se nutre de sus estudiantes.

Pregunta
¿Por qué utiliza el periódico en sus clases?
Respuesta
Es un instrumento de trabajo extraordinaria. Lo utilizamos un día a la semana. Cada alumno debe elegir una noticia de interés, elaborar un resumen y exponer su opinión sobre la misma. El resto de la clase la lee y opina sobre ella. Así, fomentamos la lectura y practicamos técnicas de comprensión lectora o estudio. Potenciamos el espíritu crítico y formamos la opinión personal sobre los acontecimientos diarios. El objetivo es estudiar episodios y noticias que mañana serán parte de nuestra historia.
Pregunta
En su clase hay pizarras normal y digital. ¿Es más fácil captar la atención del alumno con las nuevas tecnologías?
Respuesta
La pizarra digital ha supuesto una pequeña revolución en el funcionamiento y aprendizaje del alumnado. Los estudiantes son verdaderos “expertos” en las nuevas tecnologías y muestran una mayor atención e interés. La pizarra digital, además, aporta infinitas posibilidades y recursos en el trabajo de clase: internet, programas específicos y numerosas herramientas.
Pregunta
¿Ha mejorado la calidad de la enseñanza?
Respuesta
Digamos que facilita la labor y enriquece enormemente los medios y contenidos. Desde esa perspectiva podemos afirmar que las nuevas tecnologías mejoran la calidad de la enseñanza. Pero esta depende también de otros factores, como la ratio profesor alumnado, el estilo de enseñanza y aprendizaje, las relaciones humanas, entre otros.
Pregunta
¿Qué ha supuesto para el profesorado la introducción de nuevas herramientas pedagógicas?
Respuesta
Primero, ha supuesto un reto para conseguir un manejo básico de estas tecnologías. Posteriormente, una adaptación del currículo a los nuevos soportes y ante todo un cambio pedagógico y metodológico en nuestra forma de enseñar.
Pregunta
Internet es cada vez más común en los hogares. ¿Es también un cómplice en las aulas o tiene su parte negativa?
Respuesta
Internet, indiscutiblemente, es la fuente más amplia y cercana para la información y la comunicación entre los miembros de la comunidad educativa. Esto no puede negarlo nadie. Pero también es cierto que lleva implícita una parte negativa como toda nueva tecnología. Nos genera dudas su utilización entre el alumnado, porque supone también una pérdida importante de tiempo entre los escolares que buscan otros caminos para su diversión y comunicación. La familia se queja de esto y de su incapacidad para controlarlos.
Pregunta
¿Cuánto tiempo lleva en su actual centro?
Respuesta
Ya van para once cursos escolares. Los principales cambios que he vivido son adopción de estrategias, actividades y recursos para la mejora de la lectura, funcionamiento de la biblioteca, plan de convivencia e igualdad y las nuevas tecnologías.
Pregunta
¿Qué ha aprendido de sus alumnos estos años?
Respuesta
Me han enseñado tanto que sería imposible exponerlas todas. Sobre todo cariño, que es impagable y que tanto se agradece.
Pregunta
¿Qué le preocupa de la enseñanza contemporánea?

Respuesta
La verdad es que es complicado responder a esta pregunta, porque son tantos los factores que inciden en el hecho educativo que no es de extrañar que uno pase del enfado constante a la desesperación total. Por un lado, me preocupa que las distintas administraciones responsables de la educación hagan frente a la crisis con recortes que deterioren su calidad. Que cada cambio político conlleve, irremediablemente, un cambio legislativo. Que unos y otros fijen la calidad educativa en determinadas asignaturas o en rigurosos exámenes al final de una etapa. Que los planes y proyectos pasen de moda de un curso para otro.

También me preocupa que una sociedad no comprenda que la enseñanza y sus trabajadores son uno de los bienes más preciados que posee porque en ellos se deposita el futuro de un país y de cada uno de sus ciudadanos en particular.
Me inquieta que las alumnas y alumnos pierdan una oportunidad única para su formación y dediquen ese tiempo en las aulas a fastidiar al resto de personas. No comprendo a los padres y madres que se mantienen al margen de esa formación e incluso disculpan los malos comportamientos de sus hijos. Por último, me entristece que los compañeros se rindan o desanimen ante tanta adversidad y no luchen por seguir adelante con ilusión.
Pregunta
¿Habrá algún día un pacto educativo en España?
Respuesta

Esta es más fácil: no. Dudo que los políticos se pongan de acuerdo en educación, porque ni están dispuestos a escuchar a todos los sectores implicados ni les interesa financiar una educación de calidad.