En mi casa éramos tres hijas. La llegada de un niño hizo mucha ilusión. Nació muy pequeñito. Era precioso. Lo llamamos David. Yo tenía entonces ocho años. Lo recuerdo como si fuese ayer, y ya han pasado tres décadas. Tengo grabados sus ojos, muy grandes y bonitos. Todas estábamos emocionadas cuando ... more