La jornada del 26J se tradujo en una victoria más del PSOE (443) en Frailes. Eso sí, el PP reduce la distancia con el partido del puño y de la rosa, en el ámbito local, a sólo veintiún votos (422), un registro que da cuenta de que la realidad sociopolítica en el municipio se ajusta cada vez más a los resultados de los dos últimos comicios locales. Si bien los fraileros que ejercieron su derecho al sufragio apostaron mayoritariamente por las dos fuerzas tradicionales, el número de papeletas destinadas para Ciudadanos, formación emergente, superó el centenar (107). Los simpatizantes de Albert Rivera mejoraron sus registros con respecto a la cita de 2015, evolución que también firmó el PP, ganador de las elecciones nacionales con Mariano Rajoy a la cabeza.

Unidos Podemos experimentó, en la villa, el viraje contrario a la fuerza naranja: pasa de 41 apoyos logrados el 20D a 32. Fue, no obstante, el cuarto partido más votado por los electores fraileros. La coalición liderada por Pablo Iglesias consigue que Diego Cañamero, cabeza de lista por Jaén de Unidos Podemos, se convierta en diputado y acabe con el bipartidismo de socialistas y conservadores en territorio jiennense.

La abstención superó el 20 por ciento: 307 fraileros aptos para participar en las urnas no lo hicieron. Hubo 11 votos nulos; 12, blancos. El Pacma (6), Cilus (5), Recortes Cero (3) y UPyD (2) fueron opciones minoritarias respaldadas por vecinos.

La cita electoral en el Colegio Santa Lucía de Frailes no estuvo exenta de polémica. Miembros del PSOE afearon a los integrantes del PP frailero la escasa participación de éstos en tareas logísticas, a juicio de los socialistas: “Entendemos que os dé vergüenza representar a ‪#‎Rajoy‬…. pero a los vecinos convocados como vocales igual tampoco les apetecía pasar el domingo en las mesas. Sólo los interventores del ‪#‎PSOE‬ colaboran en el ‪#‎26J‬”, publicó el PSOE frailero en su perfil de Facebook.