Momentos de incertidumbre y estupor. Miedo y angustia es lo que sintieron anoche los vecinos fraileros al ver las llamas que se declararon cerca de la empresa Maderas Gallego. Alrededor de las 8 de la tarde comenzó un fuego a orillas del río, que se expandió rápidamente debido a la maleza y al fuerte viento que había ayer en el pueblo. Creció con gran celeridad y se llegó a temer por las instalaciones de la empresa Maderas Gallego y por las casas de algunos vecinos de la zona.

Hasta el momento no se conocen las causas del incendió ni tampoco si pudo ser provocado. Además no ha habido que lamentar heridos ni grandes daños, aunque estos están todavía por determinar.

En la jornada de hoy se continuará con la investigación para averiguar las causas de un suceso que no es habitual en Frailes. La precaución es fundamental, sobre todo en los meses estivales, en los que las altas temperaturas provocan fuegos con facilidad.