Regresa la fiesta y la diversión al municipio frailero. Un año más da el pistoletazo de salida la fiesta grande con actividades para pequeños y mayores. En esta ocasión comenzó el pasado miércoles con la actuación del teatro “Macedonia de Locuras”, interpretado por el grupo de teatro La Sal de la Vida.

Las actividades continuaron ayer, jueves, con un encierro taurino adaptado para niños. Animales inflados de aire y algún que otro torero improvisado animaron el recorrido hasta el recinto ferial. En el mismo no faltaron damás vestidas de mantilla en los balcones, ni mujeres ataviadas de vestidos flamencos. La tradición taurina no quedó atrás gracias a las actrices de “La Sal de la Vida”.

Después del cansacio del encierro, los niños tomaron fuerzas al son del cantajuegos que trajo de la mano un grupo de piratas. Ayer fue el día dedicado especialmente a los pequeños, y para ponerle la guinda al pastel, tras el encendido del alumbrado, comenzó la noche especial “Día del niño”, todas las atracciones más baratas.

Los mayores también tuvieron su hueco con la cena en su honor que se lleva celebrando desde algunas ediciones de la feria.

El punto y final a la fiesta lo pusieron las jóvenes del grupo de baile “Frailes-Páramo” que hicieron una exhibición de baile en línea.

La feria continúa hoy, y tras la vigésimo séptima edición del Día de la Bicicleta que se ha llevado a cabo esta mañana, está tarde siguen las actividades con el torneo de pin-pon en el gimnasio del colegio público Santa Lucía a las seis y media, y, posteriormente, a las siete y media tendrá lugar la final de la liga infantil de fútbol sala en el Pabellón Municipal.

Más tarde, a las diez y media, los pequeños podrán disfrutar de la actuación del grupo de baile infantil “Los niños y niñas de Pepa”, en la Caseta Municipal.