Jornada intensa para los vecinos fraileros. Desde la noche del sábado, jóvenes y mayores salieron a sus calles para vestirlas y engalanarlas para la ocasión, en este caso religiosa, de la procesión del Corpus Christi. Durante horas se emplearon todo tipo de recursos para crear obras de artes sobre el suele frailero. La creatividad se desata y la procesión se convierte en una de las más vistosas del año.