Después de tres años de experiencia llevando las riendas del negocio, Laura y M.Carmen García ven, satisfechas, como su empresa familiar La Abuela Laura sigue al pie del cañón y con planes de futuro para seguir innovando y avanzando con sus productos.

Aunque los productos estrella, dado el número de ventas, son el chorizo y la morcilla, tienen otros muchos alimentos más elaborados y con los que intentan probar cosas nuevas y diferentes. Uno de ellos es la crema de lomo. “Es parecido al paté, la diferencia es que no lleva tocino”, explica M.Carmen García. Y es que esta crema es un plato muy sano, hecho con productos naturales y con el ingrediente que distingue a La Abuela Laura de otras empresas del sector, el aceite de oliva virgen extra.

La elaboración de esta receta tiene sus pequeños trucos, como todas, que las cocineras no quieren revelar. Sin embargo, los ingredientes si se encuentran en la etiqueta del producto, entre los que destaca el lomo, aceite, sal y pimienta. Unos elementos muy sencillos para crear una crema de lomo de intenso y agradable sabor. “Es una receta que se está haciendo desde que comenzamos, pero llama mucho la atención y algunos comerciales se han interesado por ella. Incluso nos han pedido que se la demos, pero es secreta”, comenta Laura García.

Un modo de venta que utiliza La Abuela Laura y que les proporciona abundantes ventas son las ferias gastronómicas. Están inscritas dentro del plan de Diputación de Jaén, “DegustaJaén” y, gracias a él, van de feria en feria dando a conocer sus productos y su empresa. “Nuestra forma de vender es dar el producto a probar. Cuando lo prueban se lo llevan”, afirman las hermanas García.

En estas ferias, además del producto se vende el municipio. La gente lo conoce y empieza a hablar de él. Sin embargo, el producto casero como el que hace y vende La Abuela Laura es más caro, más del doble que un producto que no lo es. Aun así, no supone competencia para este tipo de empresas. “Los productos artificiales no son competencia aunque sean más baratos, porque no son de la misma calidad”, explican Laura y M.Carmen García.

En definitiva, La Abuela Laura es un empresa que sigue apostando por el producto casero y que no deja de buscar formas de sorprender a la gente con recetas de las de toda la vida y otras mucho más vanguardistas y atrevidas. Lo más reciente que ya está a la venta son los chicharrones ibéricos, un manjar que el que lo prueba, repite.