Discrepancia en la recta final del proyecto más importante de la historia reciente de Frailes. El PP y el PSOE locales difieren en la fórmula para solicitarle al Gobierno central una línea de financiación para concluir el balneario. La ayuda necesaria es, aproximadamente, de un millón y medio de euros.

El pasado miércoles quedó aprobada una moción propuesta por el grupo socialista en la Diputación de Jaén. El PSOE pide al Ejecutivo nacional recuperar el plan Activa Jaén en la provincia para que el capital destinado al balneario quede enmarcado en el citado programa. La moción, titulada “Apoyo a la construcción del hotel balneario del municipio de Frailes”, salió adelante merced a la mayoría socialista en Diputación (15). Votaron en contra los 12 “populares”, entre ellos, José Manuel Garrido, alcalde de Frailes. La fractura entre los dos diputados fraileros quedó, pues, manifiesta en un asunto en el que hasta la fecha había más consenso que disidencia.

Garrido, en declaraciones a este medio, argumenta el porqué de su voto contrario: “Yo no me opongo a que el Gobierno central aporte dinero para el balneario”, asegura. Su objeción es “el conducto”. El máximo responsable municipal de Frailes, al igual que el resto de sus compañeros de partido, entiende que el Plan Activa Jaén, eliminado por el actual Gobierno de España al comienzo de su legislatura, no es una fórmula deseable. “Es un programa que ya no existe en nuestra provincia. Hemos discutido en Diputación muchas veces este asunto. Tenemos posiciones distintas”, explica. En su intervención del pasado miércoles, Garrido dejó claro la línea de su grupo: rechazo a que el balneario sea “unos de los proyectos emblemáticos financiados en el marco del Activa Jaén”.

El regidor frailero sí está de acuerdo con la moción presentada con anterioridad (el pasado 8 de abril) por los socialistas en el Senado. Ésta, que tiene el mismo título que la más reciente, insta al Ministerio de Industria a “establecer una línea de colaboración con el Ayuntamiento de Frailes para la finalización del hotel balneario”. “La respaldo cien por cien. Como en el Plan Activa no llegamos a un consenso, pedimos al Gobierno que nos ayude con la fórmula que sea”, agrega.

María Dolores Cano Bravo defiende por qué su grupo (socialista) enmarca la solicitud de financiación en el programa: “El plan sería positivo no sólo para Frailes, sino para los 97 municipios de Jaén, pues hay que velar por los intereses de todos. Cabe recordar que sí está en otras provincias gobernadas por el PP, como Teruel. Sevilla, por ejemplo, también la demanda”, precisa. La diputada socialista señala un segundo factor: “Es un programa que ya cuenta con una cuantía millonaria. Pedimos su vuelta desde 2012. Queremos que el proyecto estrella del programa sea el balneario”, ahonda.

Cano Bravo cree que tras la negativa de los diputados “populares” no está únicamente la cuestión del extinto programa. “No dejan claro si de verdad piden al Gobierno central que aporte dinero. Una obra que puede beneficiar a una comarca debe ser apoyada por el Ejecutivo”, afirma. La diputada lamenta la decisión que tomó el regidor frailero al no respaldar la moción socialista. “No entiendo que anteponga la ideología de su partido al beneficio de su pueblo. Rajoy no lo puso de alcalde de Frailes, sino los fraileros”. Garrido, por su parte, también advierte intereses partidistas en la hoja de ruta del PSOE. “Parece que quieran apuntarse el tanto”, lamenta.

La primera crisis política vinculada con el balneario llega en la recta final de su construcción. Pese al evidente distanciamiento, ambos diputados fraileros no descartan recuperar la sintonía. El camino sería respaldar conjuntamente una nueva moción.