En los tiempos que corren, cada vez más los niños dedican más espacio a actividades relacionadas con los videojuegos y las nuevas tecnologías, dejando de lado otras más beneficiosas para ellos. Por este motivo, Javier Peinado Moya ha pensado que es una buena oportunidad para los pequeños aprender a jugar al ajedrez. Un juego que, además de entretener, tiene la capacidad de ayudarles a desarrollar sus capacidades cognitivas e intelectuales.

Del mismo modo, son muchos los beneficios que esta actividad aporta a los mayores, ayudando en la prevención de enfermedades relacionadas con la memoria y potenciando la capacidad de atención.

El joven frailero dará clases, particulares o en grupo, a personas de todas las edades a partir de 6 años, en horario y lugar a convenir por el alumno. Se puede obtener más información en el siguiente número de teléfono, 679220062 o al correo electrónico, topacillo@gmail.com.