Partido vibrante y lleno de emoción el de la final de las 24 horas de Fútbol Sala de Frailes. El municipio de Bobadilla se enfrentó a uno de Mancha Real en un partido en el que los mancharrealeños se impusieron con un juego decisivo desde el principio.

Desde las gradas, seguidores de los dos equipos animaron sin cesar a sus vecinos. Los de Bobadilla, incluso, con un bombo, emulando al famoso seguidor de la selección de fútbol española, Manolo “el del bombo”.

Este año, el equipo de Miguel Garrido cayó en semifinales, en un encuentro en el que, aunque “los de mangote” fueron superiores, el rival les venció en la tanda de penaltis. Igual suerte corrieron los otros equipos fraileros, que no consiguieron clasificarse para cuartos. Aunque en el recuerdo siempre les quedará la increíble hazaña de Nono Vela como portero, marcando un gol desde el centro del campo después de regatearse a varios jugadores del equipo rival.

El equipo ganador recibió un premio de 1000 euros y 500 para el segundo clasificado de la competición.

Las 24 horas de Fútbol Sala acabaron con Macha Real como vencedor y la exhibición de un fútbol alejado del capitalismo, en el que lo más importante es pasar un buen rato y donde el premio suele servir para una buena comida entre amigos y equipaciones nuevas para seguir participando en otras competiciones similares.