Cita “helada”. La nieve deslució la romería en honor a la Virgen de la Cabeza en Hoya del Salobral. Los pronósticos meteorológicos se cumplieron para desgracia de los devotos de La Morenita, que no pudieron verla desfilar por la pedanía de Noalejo.

Las lluvias, que comenzaron a partir de las once y media de la mañana, ya avisaban de que la jornada romera quedaría marcada por el mal tiempo. Poco después, sobre las doce, los copos de nieve cayeron con rabia: el paisaje lució blanco, si bien la carretera no quedó en mal estado.

Juan Carlos Córdoba, sacerdote de Frailes, ofició la misa eucarística en las inmediaciones de la parroquia de Hoya del Salobral, que fue seguida por decenas de personas. Pese al temporal, la misa se celebró, pues los asistentes aguantaron con la ayuda de sus paraguas, imprescindibles en pleno aluvión.

Los asistentes se protegen de las lluvias con sus paraguas

Los romeros y cofrades, ataviados para la ocasión, se quedaron con las ganas de acompañar a La Morenita. No obstante, las bandas musicales de las diferentes cofradías sí que tocaron, al comienzo de la mañana, e hicieron su tradicional ofrenda musical al fallecido Ángel Custodio Pérez Aranda, uno de los iconos espirituales de la Sierra Sur de Jaén. Las melodías emocionaron a los visitantes que se concentraron cerca de la antigua residencia del popular curandero.