Falta aún trabajo de concienciación medioambiental en Frailes. Al menos así lo asegura el Ayuntamiento a través de su perfil oficial de Facebook. El río Chorrillo luce, a menudo, como un vertedero. Cuatro bolsas de basura, botellas de cristal y otros residuos sólidos descansaban en sus aguas antes de la última limpieza, que se realizó ayer. “Pedimos que no se arrojen. Queremos que esté limpio”, señala el Gobierno local.

Un grupo de mujeres que trabajan de acuerdo al programa PER se encargaron de eliminar las suciedades del Chorrillo. Las zonas próximas a la churrería  y al puente cercano al restaurante La Posá fueron limpiadas. “La anterior intervención fue en el verano. Se limpiaron todas las orillas y más tarde se repasó la zona con una máquina específica. Repetimos la operación cada dos o tres meses”, subraya Encarnación Castro, concejal de Medio Ambiente. La edil insta a los vecinos a que pongan más empeño a la hora de preservar los espacios naturalezas del municipio. De hecho, el Ayuntamiento ha colocado carteles que rezan “Cuida tu pueblo” en diferentes calles.

Segunda reunión de empresarios para incentivar el turismo

Por otro lado, empresarios de la villa volvieron a reunirse con el Ayuntamiento el pasado viernes. El objetivo, como ya informó Frailespático, es potenciar, en común, el desarrollo turístico del pueblo. El primer paso, según explica Castro, es la constitución de una asociación, que se llamará Asociación de Empresarios de la Villa de Frailes. “El presidente y el secretario ya están contemplando los estatutos del colectivo”, explica. Lola Gallardo, agente de desarrollo local que ya no pertenece al Ayuntamiento de Frailes, coopera con los socios en este sentido. “Les ha mostrado un modelo común de estatutos y otro de carácter más específico para que puedan incluir diferentes actividades. Ya están manos a la obra”, dice.

La próxima reunión se celebrará a finales de octubre y podrá acudir, a diferencia de las dos anteriores, cualquier empresario de  Frailes, independientemente de la naturaleza de su negocio. “Hasta ahora han venido comerciantes vinculados a la hostelería, al medio rural y al turismo. Los socios fundadores se encargan de aglutinar al resto”.

El Ayuntamiento, que emprendió esta iniciativa, respalda la labor de los comerciantes. No obstante, no podrá formar parte de la asociación, como era su voluntad, según Lola Gallardo hizo saber a la propia administración local.