Son las 11 de la mañana y un ciclista espontáneo sorprende a los presentes que lo confunden con la cabeza de pelotón Dessafío 2012. Anonadados observan lo que no deberían ver hasta una hora después. El nerviosismo se palpa en el ambiente. Una vez salidos del error inicial se calman para esperar, ahora sí, a los primeros ciclistas de la competición. Hace un día bastante soleado y la emoción de la carrera anima a todo el mundo a esperar en cruces de carreteras y puntos de avituallamiento. Coches, motos e, incluso, senderistas se suman a la impactante espera. A las 12:09 pasan por el cruce de la Ermita de Los Rosales, los tres primeros del pelotón, seguidos a escasos metros, por el cuarto. Desde ese momento no cesa la llegada de deportistas, los siguientes a apenas tres minutos de la cabeza de la competición. Poco antes de las dos de la tarde, esos primeros ciclistas llegaron a la meta con una ceñida diferencia de cuatro segundos entre el primero, Víctor Manuel Fernández Grande, de Córdoba, con un tiempo de 4:28:31, de la categoría sub 23. Y el segundo, Adolfo García Quesada, de La Zubia, Granada, en un tiempo de 4:28:35, en la categoría élite. El tercero, el jienense Manuel Beltrán Martínez, llegó a Castillo de Locubín en 4:29:01, de la misma categoría que el anterior. Un ajustadísimo podio. El Open de Andalucía acogió a profesionales de la bicicleta y a grandes y esforzados seguidores de este deporte, como el frailero José Cano Sánchez, conocido entre sus compañeros de afición como “Frailes”, y en el municipio como “el hijo de el fontanero”. Además de los apodos, por lo que, sin duda, se le recuerda al frailero en la edición 2012 de el Dessafío, es por el primer puesto de la comarca de la Sierra Sur de Jaén, noveno en su categoría, Máster 30, y 24 de la general. “Tras mi tercer año consecutivo de participación en el Open de Andalucía, cada año he disfrutado más, desenvolviéndome mejor por la ruta que recorre las cuatro comarcas. Los paisajes son muy bonitos y el terreno estaba favorable tras las últimas lluvias. El clima era ideal”, declaró el joven a Frailespático. Los ciclistas acabaron la jornada en Castillo de Locubín, donde se produjo la entrega de premios y todos los deportistas pudieron descansar de la agotadora jornada, de la que a pesar del esfuerzo realizado, esperan con entusiasmo la siguiente edición del año que viene.

Más fotografías del Dessafío 2012 a su paso por el término municipal de Frailes en el perfil de Frailespático en facebook.