Desde tiempos inmemorables, la gente se reúne a la mesa para celebrar algo especial. Una boda, el nacimiento de un miembro de la familia o cualquier festividad son motivo suficiente para disfrutar de una agradable comida con los más queridos.

En esta ocasión, la excusa perfecta para reunirse fue la celebración de un concurso en el que se premiaba la mejor tortilla de patata, organizado por la asociación juvenil Frailescultura.

La comida más típica del país fue la protagonista de la jornada. Todos los fraileros que quisieron estaban llamados a participar en este concurso, que reunió a una treintena de personas, que no quisieron perderse la oportunidad de votar por su tortilla favorita.

Seis participantes prepararon su plato, en el que los ingredientes básicos eran patata y huevo. A partir de ahí, la imaginación de cada uno hacía el resto.

El jurado encargado de elegir la ganadora fue un jurado popular, formado por todo aquel que quisiera. Lo único que tenía que hacer es acudir al Centro Juvenil, lugar del evento, catar todas las tortillas y darle un voto a la que más le gustase.

Los ganadores de la primera edición del Concurso de Tortilla de Patata de Frailes fueron Caridad Castillo Garrido, en la categoría femenina, y Terry McCann en la categoría masculina. Como premio, se llevaron cada uno, un pack de vino del municipio.

Después del concurso, tanto los ganadores como el resto de personas que participaron y los que votaron, terminaron de degustar lo que había quedado. En definitiva, la excusa de siempre para pasar el tiempo en buena compañía.