Encontrábame hoy en la facultad, cuando un amigo me comenta que en youtube, viendo videoclips, se ha topado con uno en que mi pueblo es el protagonista. Atonito me quedé cuando tras hacer clic en el enlace me encuentro con esto:

Sí, sí.  No están soñando, es FRAILES tan bonito como siempre, visto y observado, por unos ojos, que no lo ven todos los dias y añoran desde la ciudad sus maravillosas calles.

Tras verlo y comprobar su veracidad, me dispongo a buscar información sobre el grupo:

“Pájaro Jack” se escribe en español y suena americano, como sus canciones. Es el nombre que los granadinos eligieron hace dos años para bautizar un proyecto tímido y muy de interior que les ha explotado en las manos. Jóvenes pero no ingenuos, se marcaron un rumbo rígido por las rutas del Folk más puro, y sus primeros capítulos han captado la atención de la nueva multitud de recién afiliados a esta música antigua. En 2010, tras dos demos, – “Las luces” y “En los días de calor”-, les cayó en las manos el primer premio del concurso del Instituto Andaluz de la Juventud de la Junta de Andalucía, lo que les llevó a arrastrar sus pies por varios teatros andaluces. En 2011, aún sin disco publicado, se colaron en los carteles del Primavera Sound y del FIB, y volaron de verdad para llevar su música por primera vez fuera de España, al Bardentreffen Festival de Núremberg.
A finales de 2011 se encerraron a preparar su estreno. El disco ha sido grabado y mezclado por Paul Grau (Lori Meyers, Lagartija Nick) en enero de 2012, y ve la luz en las fechas que marca la disciplina festivalera.
Las canciones de este primer LP caen como bloques sólidos, con entidad, con una carga de talento que cabrea. Consiguen arrancarle a los estribillos una fuerza impropia de su producción acústica. Y por encima de todo planean las armonías a tres voces de unos Crosby Stills & Nash que suenan muy catedralicios. Por las grietas se cuelan las letras de Jaime Beltrán, que habla, directo y con un diccionario escueto, de la inseguridad, del invierno y de los campos de algodón. El disco nos transporta un poco atrás en el tiempo y muy lejos en el espacio, hasta los lagos canadienses, por ejemplo. O a la Sierra de Huétor. Se defiende por igual con sus melodías, -lejos de los altiplanos-, que con sus atmósferas. Es sólo un disco de Folk, como los que escuchaban nuestros padres o los padres de alguien, está lleno de canciones evocadoreas y tarareables, y se llama, como ellos: “Pájaro Jack”.

Y sus rutas a:

  1. Facebook
  2. Myspace
  3. Website

 

La verdad es que me ha encantado encontrarme un vídeo de Frailes hecho por gente que desconozco. ¿Qué opinais si los invitamos a a que actúen en el pueblo?

 

Pd:Si es acogida la idea en los comentarios, FrailEScultura, se pondrá manos a la obra para ver si es posible.