El número de niños con sobrepeso y obesidad está aumentando en los últimos tiempos. La dieta mediterránea y el ejercicio son las claves para prevenir este tipo de problemas. Sin embargo, es muy difícil concienciar a los niños de la necesidad de estos hábitos. La casa no se puede empezar por el tejado, por eso, deben ser los padres los que, dentro del núcleo familiar, instruyan a sus hijos con una alimentación sana y equilibrada. Con este objetivo, la nutricionista, Mª José López Lara, ha acudido, hoy, al colegio Santa Lucía para ofrecer una charla a los padres sobre alimentación y nutrición.

Dentro del Plan de Consumo de Fruta en las Escuelas, organizado por la Junta de Andalucía, la especialista ha explicado a los padres que han acudido, la necesidad de ser el ejemplo de sus hijos. “Los niños hacen lo que ven, si os ven comer fruta y seguir una dieta equilibrada, ellos lo tomarán como hábito”, ha explicado la nutricionista.

Además, Mª José López, ha hecho un repaso de todos los alimentos que se enmarcan en la dieta mediterránea, destacando sus cualidades y la mejor forma de aprovecharlas. “Es muy importante saber lo que contiene cada alimento. A veces, la forma de cocinarlo puede hacer que no se aprovechen sus cualidades correctamente”, ha comentado la especialista.