Aviso a todos los lectores. Asisten ustedes a un texto en el que el autor, el abajofirmante, decide bajar a la cloaca moral de la que huyó cuando, junto a sus compañeros de Frailespático, decidió no informar sobre distintas conversaciones que mantuvo con el actual equipo de Gobierno y con la anterior Corporacion municipal durante la campaña de las pasadas elecciones municipales. No lo hicimos porque no quisimos perjudicar a nadie. Como esta pluma sí respeta la figura personal y política de Antonio Cano, exalcalde de Frailes, contestará a continuación a todas y cada una de las preguntas que formuló en su último comentario en este portal informativo. Vaya por delante que, con estas respuestas, lo último que pretendo es entrar en una discusión con él sobre política o periodismo. Estoy convencido de que de ambas disciplinas sabe mucho más que yo. Simplemente, quiero defender que las actuaciones que entonces firmó FrailesCultura fueron concienzudas y correctas. Así que allá van sus preguntas… y mis respuestas:

¿Ustedes quisieron hacer un debate entre los candidatos?

Efectivamente. Y llamamos a los dos candidatos. María Dolores Cano nos dijo que lo haría a menos que el moderador fuese Alejandro Manuel Caño López. Por su parte, José Manuel Garrido nos informó de que, ante el malestar que habían ocasionado en el seno de su partido ciertos comentarios vertidos en este portal,  necesitaba tiempo para decidir. Como resultó prácticamente imposible encontrar un moderador al gusto de los dos políticos y que no levantara suspicacias en los ciudadanos, porque tuviera afinidad con alguno de los dos partidos (yo me ofrecí), el tiempo pasó y no se celebró el deseado debate en la red. A cambio, ambos líderes, del PP y del PSOE, contestaron a las mismas preguntas en una información de Frailespático previa a las elecciones. Algo, por cierto, que nunca antes se había hecho en la historia del pueblo. Entonces, ¿alguno de los dos se negó a hacer el debate? Pues no. Tanto el actual alcalde como la líder de  la oposición nunca han tenido una negativa con este medio. Justo al contario. Sí es cierto que la estupenda idea del debate no cuajó porque era algo totalmente nuevo que quizás nosotros no supimos vender bien porque, entre otras cosas, no había apenas tiempo para ponerlo en marcha. Pero me consta que ambos querían tener ese debate. Y la mejor prueba es, insisto, que los dos respondieron a las preguntas. Luego no se informó de que se negaron porque nunca nos comunicaron esa negativa.

¿ Es verdad que cuando ustedes quisieron publicar la entrevista que usted me hizo alguien del PP les dijo que no y ustedes se doblegaron?

Hice una entrevista, como todos saben, al exalcalde Antonio Cano. Nuestra intención era publicar el primer número impreso de Frailespático justamente en el periodo de las elecciones. Entendíamos que dado que Cano dejaba la escena política, una entrevista en la que él mismo repasase su trayectoria era de interés público para los fraileros. ¿Por qué no se publicó en ese periodo electoral? Hablamos con el PP para saber si deseaban aparecer en el periódico en una información junto con el PSOE en la que cada candidato explicase su proyecto. El PP se negó a participar en este boletín porque entendió que era partidista dado que dedicábamos  tres páginas del mismo a la entrevista con el entonces alcalde en funciones. Y nos comunicaron que, en caso de que lo hiciésemos, denunciarían al PSOE porque, según ellos, el Ayuntamiento no podía pagar publicidad propia en campaña electoral. Mis compañeros recordarán que, en ese momento, puse el grito en el cielo porque no se podía calificar de partidista una información en la que Antonio Cano no dijo una sola palabra sobre las elecciones. Sin embargo, tras reunirnos, decidimos que lo mejor era publicar el número impreso tras las elecciones porque lejos de nuestra intención estaba influir en el resultado de los comicios. ¿Nos doblegamos a la voluntad del PP? Sigo pensando que hicimos lo correcto. Razonamos y vimos conveniente sacar el número más tarde y recoger así el resultado electoral. Creímos que de publicarlo en medio de las elecciones no habríamos sido imparciales. ¿Cedimos a las presiones? No, nos convencieron sus argumentos. Del mismo modo que no accedimos a eliminar los comentarios grotescos de usuarios anónimos (que sí denunciamos como insanos de forma pública) cuando el PP nos presionó para que lo hiciésemos, en el caso del panfleto impreso entendimos que sí tenían razón. Lo curioso de todo esto es que en su día el PP, entonces en la oposición, nos acusó de lo mismo que ahora nos acusa el PSOE, que ahora no gobierna. Qué caprichosa casualidad.

-¿Es verdad que ha habido cierto rechazo a conceder a FrailEScultura el centro juvenil y usted lo ha presentado en su artículo como un jardín de rosas?

En mi reportaje sobre el Centro Juvenil hablé con dos fuentes del PP (el alcalde y la concejal de Festejos) y otras dos del PSOE (la líder actual y el exregidor de Frailes). Los cuatro me aseguraron que el proyecto tuvo desde el primer momento un total consenso entre los dos partidos. La mejor prueba es que unos y otros confiaban en la misma gente (FrailEScultura). Si el actual equipo de Gobierno tanteo a otras asociaciones es algo normal y lógico. Pero la realidad es que nos han elegido a nosotros. Del “cierto rechazo”que habla Antonio Cano, no hay pruebas ni datos. En periodismo se trabaja con los hechos. Y el hecho es que FrailEScultura custodia ahora el centro porque el PSOE hizo un trabajo fenomenal confiando y trabajando con nosotros y porque el PP nos dio “luz verde” para desarrollar nuestra idea. De todos modos, ¿qué es un “cierto rechazo”? O bien aceptas a una asociación (la quieres) o no (la rechazas), pero ¿hay otro sentimientos o sensaciones intermedias? No lo sé. Tras la publicación del reportaje, me aseguran mis compañeros de FrailEScultura que la concejal de Festejos le dijo a Lolo Caño que ella preferiría que solo él gestionase el centro. Cuando la entrevisté para la información a mí no me dijo eso. Me dijo que confiaba en todos nosotros. Así que eso es lo que puse. Y además, quiero creerla.

Nada más. Estas son mis respuestas que podrán ser complementadas en caso de que mis compañeros de la asociación quieran añadir o matizar algo. Desde aquí trabajamos para que los fraileros estén informados. Como somos personas, nos equivocamos y pedimos disculpas. Yo mismo me equivoqué recientemente en un foro con un comentario que hice. Reitero mis disculpas a Antonio Cano y a María Dolores Cano porque si bien sigo pensando lo que dije, desde luego estuve horrible en las formas de expresarlo. Y que nadie olvide que periodistas y políticos perseguimos lo mismo: mejorar la calidad democrática de los ciudadanos. En ello estamos.