Frailes tuvo una logia masónica a finales del siglo XIX. Al menos eso asegura el autor alcalaíno, José María Belbel, en su libro Masonería y Espiritismo en Alcalá la Real y Frailes presentado en el Palacio Abacial el viernes pasado.

Durante el coloquio de Belbel, cargado de convicciones católicas, aparecieron los apellidos de un antepasado frailero: Cuenca Moya. Al parecer este hombre presidió una logia en nuestro pueblo a finales del siglo XIX denominada La Caridad, según explicó el escritor. Las menciones a Frailes empezaron y terminaron ahí pues durante el resto de su intervención el autor ofreció un mitin político en lugar de presentar un libro.

Por otra parte, el investigador definió logia como una asociación de personas entre las cuales se profesan una relación jerárquicade fraternidad.

“He intentado aportar datos sobre el tema de la masonería, consciente de mis limitaciones y de la complejidad que supone cualquier asunto investigador”, explicó el autor mientras leía al público buena parte de su libro.

La nota llamativa en la presentación de la obra fue la confrontación de ideas que se dio entre las declaraciones de Belbel, claramente conservadoras, y la opinión del concejal de cultura alcalaíno, Rafael Hinojosa, sobre la impronta ideológica del libro. “¡Viva la democracia!”, exclamó el concejal socialista tras la intervención del autor.